El Proyecto CILIFO conmemora el Día Mundial del Suelo de las Naciones Unidas

05.12.2020. El Día Mundial del Suelo (WSD) se celebra cada 5 de diciembre desde 2014, año en el que la ONU designó esta fecha a propuesta. Sin embargo, los orígenes de la idea se remontan a 2002 gracias al impulso de la Unión Internacional de Ciencias del Suelo (IUSS), la cual propuso este evento en el marco de la Alianza Mundial por el Suelo, un foro colaborativo surgido ante la necesidad de compartir experiencias sostenibles para recuperar un suelo que pensábamos era un recurso infinito, según la ONU.

Las Naciones Unidas explica que las plantas nutren todo un mundo de criaturas en el suelo, que a su vez alimentan y protegen a las plantas. “Esta diversa comunidad de organismos vivos mantiene el suelo sano y fértil. Este vasto mundo constituye la biodiversidad del suelo y determina los principales procesos biogeoquímicos que hacen posible la vida en la Tierra”.

Este año la campaña Mantengamos vivo el suelo, protejamos la biodiversidad del suelo “pretende concienciar sobre la importancia de mantener ecosistemas saludables que garanticen el bienestar humano con una gestión eficiente del terreno. Si no actuamos pronto contra la pérdida de la biodiversidad del suelo, la Tierra perderá suelo fértil, lo que amenazaría la seguridad alimentaria”, según la ONU.

“Los bajos niveles de humedad en el suelo y el aire facilitan la propagación rápida de los incendios. En estas condiciones, la chispa de un rayo, fallas eléctricas, errores humanos o incendios premeditados pueden salirse rápidamente de control. A medida que el clima de la Tierra se calienta y cambian los patrones de precipitación, sequías cada vez más graves harán que algunas zonas del mundo sean vulnerables a incendios cada vez más voraces”, según la web de Ciencia NASA.

El proyecto “Centro Ibérico para la Investigación y Lucha contra Incendios Forestales” (CILIFO) se centra en la lucha contra los incendios forestales y sus consecuencias para la adaptación y mitigación del cambio climático; en un marco de cooperación transfronteriza para la prevención de riesgos y la mejora de la gestión de los recursos naturales de España y Portugal en la zona de la Eurorregión Alentejo – Algarve – Andalucía. CILIFO se enmarca en el Objetivo Temático 5 del Programa POCTEP: Promover la adaptación al cambio climático en todos los sectores; y responde a la prioridad de inversión, respecto al Programa POCTEP, 5B: Fomento de la inversión para abordar los riesgos específicos y la garantía de adaptación frente a las catástrofes y desarrollo de sistemas de gestión de catástrofes.

Recommended Posts