CILIFO se une a la celebración del Día Mundial del Reciclaje

17.05.2021. El día 17 de mayo se conmemora el Día Mundial del Reciclaje desde que, en 2005, la Organización Mundial de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) lo estableciera de manera oficial para concienciar a la población sobre la importancia de tratar los residuos de manera adecuada para cuidar nuestro entorno y proteger el medio ambiente, en el presente y de cara a las generaciones venideras.

El Centro Ibérico para la Investigación y Lucha contra Incendios Forestales (CILIFO) trabaja para lograr una buena gestión de los residuos forestales y ayudar a buscar soluciones innovadoras que fomenten la adaptación y la mitigación del cambio climático. Un ejemplo de ello es que, a través de la Fundación Finnova, una de las entidades socias del proyecto, estuvo presente en la última edición de la Semana Europea de la Reducción de ResiduosEuropean Week for Waste Reduction (EWWR, por sus siglas en inglés), la mayor campaña para concienciar sobre la prevención de residuos en Europa. CILIFO participó oficialmente como “desarrollador de acciones” al organizar la mesa redonda titulada “Green Deal: circular economy and climate change. Interreg CILIFO case study”, en la que se analizaron los retos que implica la gestión de residuos y se debatió acerca de la innovación vinculada a la economía circular en el sector de los residuos forestales, como un medio para valorizar la economía local y evitar los incendios forestales.

El proyecto CILIFO contribuye a la adaptación y mitigación del cambio climático, es por ello que CILIFO trabaja en una buena gestión de los residuos forestales. Además, a través de su Firefighting Open Innovation Lab-CILIFO, la primera aceleradora/incubadora de empresas y tecnologías en el sector de los incendios forestales, se buscan soluciones innovadoras que fomenten la adaptación y mitigación del cambio climático, así como la prevención y extinción de incendios forestales y la regeneración de espacios quemados.

A nivel individual también podemos colaborar, transformando nuestros hábitos irrespetuosos con el medio ambiente en otros nuevos, que se ajusten a las “tres erres del reciclaje” (reducir, reutilizar y reciclar). Por tanto, es importante que el mensaje que se quiere transmitir con esta efeméride no sea cuestión de un solo día, sino que se conviertan en parte de nuestra rutina y, poco a poco y con pequeñas acciones, adoptemos costumbres que redunden en beneficio de la naturaleza y del planeta en su conjunto.

 

La Ley de Cambio Climático y Transición Energética ya es una realidad en España

14.05.2021. En la tarde del 13 de mayo de 2021, el Pleno del Congreso de los Diputados aprobó la primera ley de Cambio Climático y Transición Energética en España, con el voto favorable de una amplia mayoría de la Cámara. Esta nueva norma, que llega en un momento especialmente acuciante para la economía, supone un hito y con ella se marca “un punto de partida desde el que mirar siempre hacia delante e ir a más, nunca a menos”, como señalaba la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

El texto establece como objetivo principal la plena descarbonización de la economía en el año 2050, lo que implica que la totalidad de la electricidad del país deberá generarse a través de fuentes energéticas verdes y que deberán reestructurarse sectores como la movilidad, las infraestructuras, la gestión de residuos o la agricultura. Asimismo, y a través de sucesivos Planes Nacionales Integrados de Energía y Clima, se pretende incrementar en un 42% el uso de energías renovables, situar la eficiencia energética en el 39,5% y reducir en un 23% la emisión de gases de efecto invernadero para el año 2030.

La ley, que incorpora seis enmiendas de carácter técnico tras su paso por el Senado, tendrá que ir desarrollándose durante los próximos meses y años y se verá enriquecida con medidas como una futura ley de movilidad sostenible – ya que el parque automovilístico debe ser libre de emisiones de dióxido de carbono para ese horizonte de 2050-, una reforma eléctrica y planes de impulso a las renovables y a la movilidad eléctrica.

Por tanto, nos encontramos ante una ley novedosa e imprescindible, que se enmarca dentro de los objetivos de la Unión Europea en materia de lucha contra el cambio climático y con la nueva estrategia contemplada en el Pacto Verde Europeo, la herramienta para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París. Si bien no es todo lo ambiciosa que algunas ONGs exigían, es un primer paso que demuestra el compromiso del Gobierno con la lucha contra el calentamiento global y el cambio climático e implica una llamada a la acción a entidades y a la población en general.

A falta aún de publicación en el BOE, puede consultarse el texto aprobado por el Senado y, posteriormente, por el Congreso, a través del siguiente enlace.